domingo, 12 de febrero de 2012

Reseña: Historias de un pueblo andaluz - Antonio Medina Guevara.


Título: Historias de un pueblo andaluz.
Autor: Antonio Medina Guevara.
Editorial: Pelícano, 2011.
ISBN: 9781937482190.

Andalucía es una región que enamora a todo aquel que la visita. La alegría de sus gentes, el ambiente que por allí se respira, y bueno, ya conoceis Andalucía, tan distinta a Castilla y León, que es donde yo vivo. Historias de un pueblo andaluz es un libro que reúne numerosas historias cotidianas situadas en Zújar, Granada, el pueblo natal del autor.

Y son pequeñas historias cotidianas que tienen como protagonistas a personas normales, del día a día. Con una estructuración muy creativa y original -sobre todo en el tipo de frases-, nos encontramos con situaciones que tienen ecos de Miguel Delibes -aunque, como ya he dicho, totalmente opuesto en cuanto a situación geográfica-, salpicado de coloquialismos y expresiones locales.

El libro agrupa historias para todos los gustos, unos relatos tratan el tema del amor, otros sobre la infancia, sobre el día a día, y, los que más me han gustado, sobre las leyendas del propio Zújar, un pueblo desconocido para mí -nunca he visitado Granada-, como la de sor Fernanda Fernández, la monja hermafrodita; la devoción por la figura de don Atanasio Hortal de Medina, el milagrero especializado en las terapias para las relaciones sexuales; el hijo blanco de una mujer india, la esposa del cacique local, y varias más que os dejaré que descubráis por vosotros mismos.

Además, es de agradecer que se incluya un glosario con las expresiones locales, de las que yo sólo conocía tres (arrejuntar, azogue y berrinche), que han enriquecido un poco más mi vocabulario -deformación de  (futuro) filólogo, seguramente-, y que me ha encantando. También incluye fotografías del pueblo, a cargo de Encarni Vico Noguera, y que son fantásticas.

Estilo narrativo: Me ha recordado, en cierto modo, a la cotidianidad de la prosa de Miguel Delibes, un estilo muy cuidado y muy hermoso, abundante en descripciones y unas maravillosas metáforas, que, de verdad, me han dejado impresionado.

Agilidad de la trama: Los breves relatos por su poca longitud, tienden a ser ágiles en cuanto al desarrollo de la historia. El autor, a pesar de hacer unas bellas descripciones, las ajusta al conjunto del cuento y el resultado es una historia ágil, pero sin que falte -ni sobre- ningún elemento. 
Además, los relatos, al tener una lectura tan agradable, hacen que quieras seguir leyendo uno tras otro; son muy amenos.

Personajes: Los personajes no es que estén descritos totalmente, sino que Antonio Medina les da unas pinceladas que les otorgan unas características que nos hacen imaginarlos con mucha facilidad. A pesar de ser personajes sencillos, están muy bien elaborados en todos sus aspectos.

El libro finaliza con un "Continuará...", que espero que sea pronto y que nos promete una segunda serie de relatos tan fantástica como la primera. Desde aquí te doy mi enhorabuena, Antonio, ya no sólo por las historias que has creado, sino también por el fantástico estilo que has conseguido desarrollar, que me ha parecido, cuanto menos, curioso y creativo.

7 comentarios:

fus dijo...

Pues lo tendrè encuenta para pròximas lecturas. Gracias por tu informaciòn.

un fuerte saludo

fus

Antonio dijo...

Muchas gracias por la reseña.
Me alegro que te haya entretenido..
Un abrazo.

El chico que leía demasiado dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, fus y Antonio. Fus, si te animas a leerlo, ya me contarás qué te pareció.

Un saludo :)

Momo Storyteller dijo...

Creo que este libro lo he visto por casa de mi Abu :)
así que la próxima vez que vaya lo cogeré. Es que me llama mucho eso de que esté situado en Andalucía (soy media de allí :) y que sean varios relatos cortos también, así que a ver si lo pillo.


(cosquillas)

El chico que leía demasiado dijo...

¡Momoooo! :)

qué alegría verte por aquí ;)

Ya me contarás qué tal,

un abrazote :D

Carmen dijo...

Lo tengo en casa pero aún no lo he leído. El que sí he leído de este mismo autor es No matéis al gorrión; te lo recomiendo si no lo has leído. A mí me gustó mucho.
Un saludo,

El chico que leía demasiado dijo...

Gracias Carmen, lo tendré en cuenta :)

Un saludo!